Cómo integrar la prevención de una forma correcta, rápida y fácil

¿Has decidido ponerte manos a la obra para hacer que tu empresa sea más segura, más saludable y más competitiva? Si es así, este artículo te interesa porque voy a compartir contigo algunos consejos para que integres la prevención en tu empresa de una forma correcta, rápida y fácil.

Son muy pocas las empresas que integran la prevención correctamente. Tan pocas como el 5,2%, de un estudio realizado por el Instituto de Intangibles y Europreven Servicio de Prevención de Riesgos Laborales  a 2000 empresas de entre 50 y 400 trabajadores.

Es alarmante y lamentable que este porcentaje sea tan bajo, aún más tratándose de la seguridad y la salud de las personas. Estoy seguro de que si estás leyendo esto es porque quieres formar parte de ese pequeño grupo de empresas que pasa a la acción y decide apostar por la salud y la seguridad de sus empleados. Así que, vamos a ello.

Integrar la prevención de forma correcta, rápida y fácil es posible

El reglamento de los Servicios de Prevención Art.1 del R.D 39/1997 de 17 de enero dice:

“La PRL es una actuación a desarrollar en el seno de la empresa. Tiene que integrarse en su sistema general de gestión, comprendiendo tanto el total conjunto de las actividades a desarrollar, como elevarlo a todos sus niveles jerárquicos, a través de la implantación y aplicación de un plan de prevención de riesgos laborales.”

Para dar cumplimiento a dicho reglamento e integrar la prevención en tu sistema de gestión trabaja sobre estos 10 aspectos clave:

  1. Selecciona correctamente a personal cualificado y con habilidades para desarrollar las tareas que va a desempeñar.
  2. Forma muy bien a los trabajadores en materia de prevención de riesgos laborales para que desarrollen trabajos productivos, seguros y saludables.
  3. Establece equipos de trabajo adecuados para las zonas que lo requieran y realizar revisiones de mantenimiento preventivas.
  4. Haz partícipes a tus trabajadores en tema de seguridad: preguntarles y ten en cuenta sus aportaciones.
  5. Contrata un SPA (Servicio de Prevención Ajeno) que te asesore. La PRL debe estar presente en la empresa y el plan de prevención es la herramienta madre para ello. El SPA puede ayudarte con este cometido.
  6. Evalúa los riesgos, planifica una acción preventiva y adopta tantas medidas de emergencia como sean necesarias.
  7. Gestiona a los equipos de trabajo y los medios de protección que planifiques y diseña protocolos de actuación en caso de riesgo grave e inminente.
  8. Vigila la salud de tus trabajadores y documenta toda la actividad preventiva que realices en la empresa.
  9. Coordina la actividad preventiva con tus clientes, contratas y subcontratas siguiendo la normativa legal.
  10. Protege a tus trabajadores especialmente sensibles, como trabajadores en situación de embarazo, maternidad o lactancia y a los menores según marca la normativa legal también.

Base Legal para Integrar la Prevención

Ley de Prevención de Riesgos Laborales: Art.16. 1º

”La prevención de riesgos laborales debe integrarse en  el  sistema  general  de  gestión  de  la  empresa, tanto en el conjunto de actividades como en todos los niveles jerárquicos de ésta, a través de la implantación y aplicación de un plan de prevención de riesgos laborales”

Es decir, la Prevención debe fusionarse con los procesos técnicos, la organización del trabajo y las condiciones en que se realiza el trabajo. Para ello deberán participar el empresario, mandos intermedios  y trabajadores, de modo que cualquier decisión que se adopte o actividad que realicen u ordenen, deberá tener en cuenta la Prevención.

Plan de Prevención, una ventaja competitiva que te hará ser una empresa más segura y competitiva

Como ya lo he mencionado varias veces en este artículo, quiero contarte qué es el Plan de Prevención y lo mucho que te puede ayudar.

El plan de Prevención es la herramienta que te servirá para integrar la prevención de riesgos laborales en tu sistema de gestión. Debe ser aprobado por la dirección de la empresa y ser asumido por toda la estructura organizativa, es decir, por todos los trabajadores.

Esta última parte es importante que la interiorices, ya que por mucho que te esfuerces en establecer protocolos, si luego no controlas que realmente se apliquen y se impliquen tus trabajadores, harás un esfuerzo en vano.

El plan de PRL debe diseñarse en conjunto con tu SPA y comienza con la asunción por tu parte de los objetivos y principios preventivos establecidos en la Ley de Prevención de Riesgos Laborales que se desarrolla en 4 fases: 

  1. Análisis general de las características de la empresa:
    1. Datos de los procesos productivos y sus principales riesgos
    2. Número de trabajadores y sus condiciones
    3. Sistema de gestión
  1. Diseño del Sistema de Prevención: se crean las actuaciones e interrelaciones de las distintas secciones y departamentos.
  1. Implantación del sistema (aquí te dejo las condiciones mínimas):
    1. Consulta y participación de toda la estructura de la empresa sobre la elaboración, puesta en marcha y aplicación del plan.
    2. La documentación debe incluir la descripción del sistema. Debe englobar todas las actividades preventivas especializadas.
    3. Accesible y a disposición de las autoridades y representantes de los trabajadores.
  1. Revisión y mejora del sistema: es imprescindible revisar periódicamente el plan de Prevención para trabajar en su mejora, pudiendo efectuar revisiones al producirse un incidente, accidente, un cambio sustancial o frente al resultado de una auditoría.

Como te indicaba, tu SPA debe acompañarte y asesorarte en cada una de estas fases para que, mediante el Plan de Prevención consigas integrar la Prevención de forma correcta, rápida y fácil.

Integración en los procesos de gestión

  1. En  el   diseño   de   procesos   de   producción, compras, logística, selección de personal, formación, calidad, medioambiente, etc. incorpore el punto de vista preventivo.
  2. Incluya la  seguridad  desde  el  inicio  de  los nuevos proyectos de ingeniería, en la compra de equipos, instalaciones, etc.
  3. En la  firma  del  contrato  entregue  al  nuevo trabajador la información de prevención relacionada con su puesto de trabajo.
  4. Determinar  los  cambios  o  sucesos  que  cada unidad debe informar al responsable de prevención. Por ejemplo: adquisición de productos, contratación de personal o cambio de puesto de trabajo, contratación de obras o servicios
  5. Planifique la formación del personal teniendo en   cuenta   la   formación   en   prevención   de riesgos laborales, obligatoria y periódica.
  6. En  las  normas, instrucciones  y/o procedimientos de operación, cuando las operaciones sean críticas incluya el modo de trabajo adecuado, los equipos de trabajo, equipos de protección individual, comunicación de  deficiencias,  concurrencia  de  actividades, que hacer en caso de emergencia, etc.
  7. Informe al trabajador respecto a las normas de su puesto y designe un único responsable que controle su cumplimiento (tanto productivamente como preventivamente).

 

Si desea valorar el nivel de integración de la Prevención de Riesgos Laborales en su empresa, le proponemos contestar este test en prevención de riesgos laborales.

Te comparto esta entrevista realizada a Eva Martínez Mateo, Jefa de la Sección de Riesgos Psicosociales del ISSLA, en donde explica brevemente el concepto de integración de la prevención.

¿Quién puede ayudarte en el proceso de integrar la PRL y es un apoyo indispensable para hacer una correcta integración en tu empresa?

Tu Consultoría de Prevención de riesgos laborales debe asesorarte, acompañarte, implicarse en la causa y comprometerse a trabajar contigo en dicha integración. Debe diseñar e implementar un plan de Prevención de Riesgos Laborales (que como ya he mencionado con anterioridad es la herramienta madre) que hará que la PRL esté integrada correctamente y de forma rápida en tu sistema de gestión.

Integrar la prevención está al alcance de todos, ahora te toca a ti pasar a la acción

Podría pasarme horas hablando sobre integración, pero he intentado resumir aquello esencial que hará para que tengas las nociones básicas que te permitan ponerte manos a la obra e integrar la prevención en tu sistema de gestión. Si te surgen dudas en el camino, te recomiendo que consultes a un especialista para que te oriente y te guíe en todo el proceso.

Antes de despedirme, déjame comentarte un par de detalles rápidos:

  1. Si te ha gustado el post, compártelo con más personas para que así poco a poco consigamos difundir la importantísima labor de la prevención de riesgos laborales en las empresas.
  2. Te espero la semana que viene.  en el que os hablaré sobre porqué una formación en prevención es una buena inversión.
Comparte este artículo:

Contenidos más vistos en este momento

Recibe nuestras últimas publicaciones

Regístrate en nuestro boletín y podrás estar al día en actualidad preventiva, eventos y cursos.