Campaña de inspección del trabajo en materia de PRL 2020

Ejecutivo ha optado por reforzar la actividad inspectora, sobretodo, en el ámbito de la Prevención de Riesgos Laborales. La Campaña de Inspección 2020 va a ir enfocada a determinar si existe una buen grado preventivo en el sistema de gestión de la empresa que garantice efectivamente la seguridad de todos los trabajadores. Así mismo, se realizarán exhaustivos controles respecto de la correcta contratación de las personas que estén desarrollando cualquier actividad en la entidad.
campaña inspeccion en prl

Damos la bienvenida al 2020 con nuevos retos que superar. La Campaña de Inspección en Prevención de Riesgos Laborales 2020 está a punto de comenzar,  y trae consigo algunas novedades que debemos atender. Es importante estar preparado y para anticiparnos a  las posibles multas y sanciones derivadas de una precaria estrategia preventiva, adoptando medidas que nos ayuden a estar a la altura y garantizar la salud y seguridad en nuestra entidad.

Las medidas en el ámbito de PRL que incluye el nuevo Plan Director por un Trabajo Digno 2018-2020

Durante 2018 y 2019, se ha venido  implementado lo contenido en este Plan Director, el cual surgió ante la precariedad laboral instaurada desde la crisis económica que afectó a nuestro país. Resulta evidente que, en estos últimos años, se ha producido un retroceso de los derechos de los trabajadores; principalmente, debido a las reformas normativas operadas en este ámbito. Así pues, este Plan se erige como un compromiso del Gobierno para dar nuevo impulso a contrataciones laborales de calidad.

Dicho articulado incide, entre otras cuestiones, en la necesidad de recortar la brecha salarial entre géneros, así como luchar contra el fraude en la contratación temporal y a tiempo parcial. Además, integra 55 medidas operativas y 20 organizativas y de coordinación institucional entre las distintas Administraciones Públicas y con todos aquellos que deben capitanear la lucha contra la precariedad laboral.

Algunas de las medidas más importantes son:

  • Lucha contra el abuso de la contratación temporal.
  • Creación de campañas específicas con perspectiva de género.
  • Creación de la Unidad de Lucha contra la Discriminación.
  • Reforzar actuaciones para reducir la accidentabilidad y morbilidad laboral.
  • Reforzar los medios humanos y materiales del Organismo Estatal Inspección de Trabajo y Seguridad Social.

Como podemos observar de algunas de las medidas enunciadas, los esfuerzos del Gobierno se concentran en evitar el fraude y la discriminación, e incrementar los recursos a disposición del órgano Inspector, aumentando la partida de presupuestos destinada a esta materia y contando con mayores dotaciones de personal.

El órgano Inspector en materia de Trabajo y Seguridad Social, es aquel que vela por el cumplimiento de la normativa laboral y de prevención, entre otras. Su finalidad, por mucho que les cueste creer a algunos, no es sancionar indiscriminadamente a las empresas o empresarios, sino velar porque los trabajadores desempeñen sus actividades profesionales conforme a derecho, de manera saludable y segura.

¿Qué novedades encontramos en la Campaña de Inspección 2020?

Desde la entrada en vigor del Plan Director por un Trabajo Digno se ha observado una evolución favorable respecto del cumplimiento de la normativa en materia de PRL. En este sentido, el año 2018 fue bueno, constatando una reducción de infracciones y, consecuentemente, una disminución de sanciones. Y es que, gracias a estos planes, los cuales realizan hincapié sobre las condiciones de contratación, se fomenta la calidad de los contratos de trabajo, así como aseguran y garantizan el cumplimiento de los aspectos necesarios para emprender las tareas laborales de manera saludable y segura.

Lejos de flexibilizar el control al amparo de los buenos resultados obtenidos, el Ejecutivo ha optado por reforzar la actividad inspectora, sobretodo, en el ámbito de la Prevención de Riesgos Laborales. La Campaña de Inspección 2020 va a ir enfocada a determinar si existe una buen grado preventivo en el sistema de gestión de la empresa que garantice efectivamente la seguridad de todos los trabajadores.

Así mismo, se realizarán exhaustivos controles respecto de la correcta contratación de las personas que estén desarrollando cualquier actividad en la entidad. Son importantes también los controles y seguimientos de la planificación preventiva, en tanto que son los que determinarán el resultado de la misma.

Y, además, se avecinan algunas novedades que debes tener en cuenta:

  1. Se refuerza el control sobre los riesgos ergonómicos.
  2. Se presta especial atención a la reincorporación de los trabajadores tras bajas de maternidad y lactancia.
  3. Se analiza con mayor detenimiento las condiciones de seguridad y salud de los trabajadores contratados en virtud de contrato temporal.

Pero, recuerda que la Campaña de Inspección no sólo se focaliza en estos aspectos. En definitiva, los Inspectores analizarán si tu PRL es efectiva y cumple con los objetivos preventivos y las obligaciones normativas.

¿Cuáles son los aspectos que debes considerar para superar la campaña de inspección del trabajo en prevención de riesgos?

Como ya os he ido explicando a lo largo de los años, tomar consciencia y responsabilidad de las obligaciones que debes asumir como empresario en temas de prevención de riesgos laborales, resulta fundamental para no llevarse sorpresas en forma de multas y sanciones.

Y es que, aunque a priori podamos contar con un buen Plan de Prevención, y un correcto desarrollo y ejecución de las acciones preventivas, es posible que tu PRL no resulte efectiva ni cumpla los objetivos y necesidades dispuestos normativamente.

Existen una serie de parámetros y ámbitos dentro de la disciplina genérica de la PRL que te ayudarán a identificar si tu entidad está preparada para hacer frente a la Campaña de Inspección 2019 y, sobretodo, si cuenta con unas condiciones de seguridad óptimas para tus trabajadores.

Integración de la Prevención

Integrar la Prevención es el Sistema de Gestión de tu entidad resulta básico y fundamental para conseguir un buen engranaje, y en definitiva, para que la PRL sea realmente efectiva, que consigas integrar, a todos los niveles, la prevención.

Una de las asignaturas pendientes de las empresas en temas de seguridad laboral tiene que ver con cómo se integra la prevención en las empresas y de qué modo se realiza un seguimiento de todas las medidas de evaluación. Para eso resulta fundamental el uso del plan de prevención de riesgos laborales.

La integración de la Prevención debe estar presente, principalmente, en tres ámbitos de tu entidad:

  1. Integración en la Dirección de tu empresa
  2. Integración en los procesos de gestión
  3. Integración en la consulta de los trabajadores

Además, el papel que ocupa el Servicio de Prevención Ajeno en el marco de la integración a la prevención es fundamental, ya que no sólo se debe tener en cuenta las acciones estipuladas en el marco del Plan Preventivo; sino que la integración, como hemos visto, requiere mucho más que unas simples medidas redactadas en un papel. Es importante que estés rodeado de buenos profesionales, que realmente se preocupen de implantar un sistema preventivo eficaz, que consiga proteger la salud y seguridad de tus trabajadores.

Seguridad vial en las empresas

Los accidentes de circulación son la principal causa de mortalidad entre el colectivo joven-adulto y, desgraciadamente, esta problemática económico-social, se ha trasladado al ámbito laboral. Por ello, la Seguridad Vial debe erigirse como un elemento más dentro de la PRL de tu empresa ya que es un aspecto que incide directamente en la seguridad de tus trabajadores.

Con independencia de si tu organización se dedica a o no a una actividad empresarial en la que sea inherente el uso de vehículos a motor, todas las empresas deben responder por los accidentes “in itineres” de sus trabajadores; es decir, debe responder por aquellos accidentes de tráfico que tengan lugar cuando el trabajador vaya, o venga, de su lugar de trabajo. Esos conceptos los desgrano en profundidad en este artículo sobre Seguridad Vial para empresas

Al hablar de Seguridad Vial, debemos atender necesariamente a los denominados Planes de Movilidad. Estos, actúan de manera complementaria, y apuestan por una movilidad sostenible y saludable. Además de proteger a tus empleados, fomenta alternativas de transporte saludables. Lo cierto es que, a pesar de sus múltiples ventajas, son unos grandes desconocidos. Por esto te aconsejo que leas este artículo sobre cómo elaborar un plan de seguridad vial para empresas.

Riesgos Ergonómicos

Los riesgos ergonómicos son unas de las novedades que vienen pisando fuerte, ya que como ha quedado sobradamente acreditado, las consecuencias de no lidiar con ellos pueden ser devastadoras para la salud de tus trabajadores.

Esta sigue siendo un área que aún necesita mucha dedicación por parte de las empresas. Si bien es cierto que hoy en día existe un conocimiento generalizado de los riesgos ergonómicos a los cuales están expuestos los trabajadores, éstos siguen sin ser atendidos como es debido. Estas son algunas de las áreas en las que inspección del trabajo pondrá el foco:

  1. Realizar una adaptación del puesto y las condiciones de trabajo a las características del operador.
  2. Monitorizar y facilitar la introducción de las nuevas tecnologías en las organizaciones y su adaptación a las aptitudes de los trabajadores.

Existen multiplicidad de riesgos ergonómicos, así como factores que pueden propiciar su aparición. Al ser un tema tan importante, te recomiendo la lectura de mi artículo sobre Riesgos Ergonómicos.

Responsabilidades

Cuando se produce un accidente laboral, es síntoma de que la prevención ha fallado debido a un incorrecto asesoramiento preventivo o una inadecuada implementación y ejecución del Plan Preventivo. Por ello, cuando nos encontramos ante un accidente laboral debemos conocer cuáles son sus consecuencias y las posibles responsabilidades en las que podemos incurrir.

En primer lugar, se debe atender al concepto de “accidente laboral”, ya que no todo accidente que tenga lugar en la empresa será catalogado como “laboral” y por tanto, sus efectos serán distintos. En este sentido, un accidente de trabajo es “toda lesión corporal que el trabajador sufra con ocasión o por consecuencia del trabajo que ejecute por cuenta ajena”. Según esta definición, quedarían excluidos de poder sufrir un accidente de trabajo los profesionales por cuenta propia como los autónomos. Ahora bien, gracias a la aprobación de la Ley 20/2007, los autónomos si tienen prestaciones por contingencia profesional, siempre y cuando estén sometidos a cotización obligatoria -autónomos económicamente dependientes-.

Así pues, un accidente será considerado como laboral cuando:

  1. El trabajador haya sufrido una lesión corporal. ¿Qué se entiende por lesión corporal? Este es un concepto amplio que no sólo abarca lesiones como heridas, traumatismos, golpes u otros daños físicos, sino que también hace referencia a secuelas o enfermedades de carácter psíquico o psicológico.
  2. Que esa lesión se haya producido a consecuencia del trabajo. No es suficiente con que el trabajador acredite que sufre una lesión o daño. En todo caso debe existir un nexo causal entre la actividad empresarial que se desarrolla y el daño sufrido por el trabajador.

Paralelamente, las responsabilidad que pueden llevar aparejadas son múltiples: desde sanciones económicas hasta penas de prisión. Así pues, distinguimos entre responsabilidades administrativas -las cuales pueden conllevar la imposición de sanciones que ascienden a 819.780 euros-, responsabilidades civiles derivadas de una conducta negligente o dolosa por parte del empresario -cuya cuantía dependerá en función de los daños producidos- y responsabilidades penales -que pueden conllevar penas de prisión de hasta 6 años-.

Factores psicosociales

Los riesgos psicosociales son aquellas condiciones laborales en las que se desarrolla la actividad del empleado, y que pueden repercutir su salud psíquica o física, así como en la calidad y resultado del propio trabajo. Algunos factores de riesgo que pueden propiciar la aparición de los mismos son:

  1. Carga mental elevada.
  2. Una incorrecta distribución del tiempo de trabajo.
  3. Exigencias emocionales.
  4. Ausencia de apoyo social y malas relaciones interpersonales entre trabajadores.
  5. Un estilo de mando autoritario y no participativo.
  6. Falta de organización respecto de las tareas concretas a desarrollar.

Resulta necesario emprender una evaluación con el fin de determinar los riesgos a los que nos enfrentamos, identificando a las personas que se ven expuestas a los mismos, y analizando los posibles daños que pueden comportar. Es importante tener presente los riesgos existentes, así como su grado y naturaleza, para poder adoptar la metodología más pertinente en cada caso. De este modo, para prevenirlos, debes:

1. Identificar los riesgos.

La evaluación debe ser emprendida por profesionales en el sector, especializados en psicosociología. No cualquier SPA cuenta con este servicio. Cerciórate de que te encuentras rodeado de los mejores expertos en la materia, ya que sino estará tirando el dinero. Ahora bien, como siempre digo, es necesario contar con la participación de todos tus trabajadores, en tanto que son ellos los que se encuentran en “la primera línea de fuego”. De ellos vamos a obtener la información necesaria para poder iniciar la evaluación.

2. Adoptar y ejecutar acciones preventivas.

Una vez que disponemos de la información necesaria, debe procederse a su análisis, para así poder discernir los riesgos, y las causas que los producen. Este es un trabajo que debe realizar el SPA de manera conjunta con la empresa y trabajadores implicados, con el fin de asegurar una correcta interpretación de los datos obtenidos, permitiendo adoptar acciones dirigidas a eliminar tales riesgos que sean adecuadas desde un punto de vista técnico, pero que a su vez que ajusten a la situación particular que se da en la empresa.

3. Formar a todo el equipo sobre los riesgos psicosociales.

La formación es un aspecto clave en cualquier ámbito de la PRL, ya que a través de ella, conseguimos mejorar la percepción del riesgo de los trabajadores y, a su vez, los hacemos partícipes de la actividad preventiva. A partir de la obtención de conocimientos preventivos, se incrementa el compromiso. Esto comporta a un mayor grado de efectividad de las acciones que pongamos en marcha, tanto en el momento de su ejecución, como en su posterior gestión y control.

Planes de igualdad

Un Plan de Igualdad, como su propio nombre indica, es un articulado de protocolos, acciones y medidas, dirigidas a garantizar la igualdad real entre hombres y mujeres en el plano laboral, eliminando cualquier tipo de discriminación existente por razón de género.

Tras la modificación realizada por el Real Decreto-ley 6/2019, de 1 de marzo, de medidas urgentes para garantía de la igualdad de trato y oportunidades entre mujeres y hombres en el empleo y la ocupación, se ha instaurado la obligación de que todas aquellas organizaciones que cuenten con más de 50 trabajadores, deben desarrollar su propio Plan de Igualdad -con un período transitorio de 3 años a contar desde fecha 7 de marzo de 2019-. Con esta novedad, tres son los supuestos donde la empresa estará obligada a implementar un Plan de Igualdad:

  1. Cuando la empresa cuente con más de 50 trabajadores en la plantilla, debiendo tener en cuenta el período transitorio antedicho.
  2. Cuando así lo ordene la Autoridad Laboral tras un procedimiento sancionador.
  3. Cuando así lo disponga el Convenio Colectivo.

El incumplimiento de no disponer de un Plan de Igualdad cuando la organización se encuentra obligado a ello, acarrea una serie de consecuencias muy graves. En este sentido, la Ley sobre infracciones y Sanciones en el Orden Social, regula en su artículo 13.7, que se considerará infracción grave “no cumplir las obligaciones que en materia de planes de igualdad establecen el Estatuto de los Trabajadores o el convenio colectivo que sea de aplicación”. La consecuencia directa de esta infracción es la imposición de una multa que oscila entre 626 y 6.250 euros.

Mide y controla la integración de la PRL

Es importante que establezcas un seguimiento y control sobre las medidas y acciones preventivas que hayas implementado. Si no conocemos los resultados obtenidos, nunca podremos llegar a determinar si realmente se han cumplido nuestros objetivos, o aún quedan aspectos a mejorar. Sobretodo, establece un control sobre:

  1. Si existe o no una implicación real de toda la cadena de mando con la estrategia preventiva que se está llevando a cabo en la organización.
  2. Vigila sobre si la asignación de los recursos económicos, materiales y humanos a la actividad preventiva es adecuada y suficiente.
  3. Examina si realmente se ha cumplido la planificación preventiva prevista por el conjunto de trabajadores, mandos intermedios y directivos.
  4. Atiende a los posibles actos y conductas inseguras e intenta ponerles remedio inmediatamente, a través del cauce legal correspondiente.

¿Quién puede recibir una inspección del trabajo?

En principio, cualquier empresa activa puede ser objeto de una inspección, ya que todos los agentes que operen en el mercado laboral, pueden ser susceptibles de incurrir en incumplimientos y deficiencias. Ahora bien, si es cierto que, aquellos sectores profesionales en los que existe una mayor morbilidad, o aquellas profesiones consideradas como de “alto riesgo”, son más susceptibles de recibir una inspección.

El procedimiento de inspección puede ser iniciado:

  • A través de una denuncia de un trabajador o cualquier otra persona vinculada a la empresa (como un subcontratista).
  • Por petición de la Administración Pública, en tanto que cualquier órgano de la administración, así como la Autoridad Laboral, podrán solicitar que se inicie una inspección.
  • Por un accidente laboral que tenga lugar en tu empresa y que haga saltar las alarmas a la Inspección de Trabajo.
  • Por la solicitud de una licencia, tanto si está relacionada con el desarollo de tu actividad laboral, o se trata de una simple licencia de obras.
  • Por campañas especiales donde cualquier empresa, sin necesidad de que exista un motivo, puede ser objeto de inspección.

Además de ser consciente de que en cualquier momento la Inspección de Trabajo puede llamar a nuestra puerta, es importante que tengas en cuenta qué documentación te pueden exigir para comprobar si estás al día con tus obligaciones:

  • Plan de Prevención, así como el contrato con tu SPA (en el caso de que tengas o estés obligado a ello).
  • Evaluación de los riesgos y planificación de la acción preventiva.
  • Medidas de protección y prevención y material de protección.
  • Examen de locales e instalaciones, equipos, herramientas, productos o sustancias.
  • Recursos preventivos.
  • Formación e información de los trabajadores.
  • Controles del estado de salud de los trabajadores.
  • Relación de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales.

¿Por qué resulta tan importante conseguir que nuestra PRL sea efectiva y exitosa?

Porque de lo contrario, además de no garantizar la seguridad y salud en tu entidad, podemos incurrir en accidentes laborales y responsabilidades administrativas, civiles e incluso penales.

Y es que la prevención requiere un trabajo e implicación constante para seguir avanzando y mejorar los resultados. Es cierto que como gerente o responsable de una empresa, el día a día puede llegar a ser agotador. Pero es importante que siempre tengas en cuenta a la PRL y estés atento ante cualquier imprevisto que pueda surgir.

Actualmente, esta dejadez en las funciones preventivas también viene motivado por la ignorancia y desconocimiento acerca de las consecuencias legales que puede conllevar el incumplimiento de la normativa o la mala praxis en cuanto PRL.  Principalmente distinguimos tres tipos de responsabilidades:

Responsabilidad Administrativa: es aquella que deriva del incumplimiento de la normativa en PRL. Este tipo de responsabilidad lleva aparejada la imposición de multas y sanciones, que pueden oscilar entre los 2.000 a 41.000 euros.

Responsabilidad Civil: es aquella que deriva de la relación contractual que se establece entre la empresa y el trabajador. Aquí debemos de ir con especial atención, porque esta responsabilidad puede constituirse como contractual -que deriva de lo establecido por contrato- o extracontractual -puede derivar de la negligencia, dolo o culpa-.

Por tanto, no solo debemos prestar atención a las obligaciones contractuales que hemos adquirido respecto de cada uno de nuestros trabajadores, sino a que nuestra actitud y comportamiento para con ellos, y para con su seguridad, sea impecable y diligente.

Lo importante de esta responsabilidad por los daños y perjuicios que se puedan ocasionar, es que entre el amplio abanico de infracciones leves, graves y muy graves, oscilan costes que pueden ir desde 30 euros a 600.000 euros.

Responsabilidad penal: es aquella que deriva de la comisión de delitos.

Aquí debemos tener en cuenta en que los delitos en los que podemos incurrir, se clasifican entre delitos de peligro o delitos de resultado. Es decir, que no hace falta que efectivamente se haya producido un daño efectivo en la persona, en su integridad física o en su vida, sino que es suficiente para su imputabilidad que exista un riesgo -peligro- real y efectivo.

Además de que la responsabilidad penal conlleva la privación de libertad, que puede oscilar entre 6 meses a 6 años, también puede ir aparejada de responsabilidad civil, con los importes anteriormente citados.

Como ves, por si no fueran suficientes motivos mantener la salud y seguridad de tu empresa y trabajadores, alcanzar implantar una efectiva PRL es una obligación que se encuentra respaldada con todo el peso de la ley. Para más información visita nuestra página de Servicio de prevención de riesgos laborales.

Es el momento de apostar por la seguridad, salud y competitividad de tu empresa

La Campaña de Inspección llevada a cabo por Inspectores de Trabajo y Seguridad Social 2020 va a ir enfocada a determinar si existe una buen grado preventivo en el sistema de gestión de la empresa que garantice efectivamente la seguridad de todos los trabajadores. Así mismo, se realizarán exhaustivos controles respecto de la correcta contratación de las personas que estén desarrollando cualquier actividad en la entidad. Son importantes también los controles y seguimientos de la planificación preventiva, en tanto que son los que determinarán el resultado de la misma.

Desde Acció Preventiva, consultoría de la cual soy CEO, están impulsando una jornada totalmente gratuita donde se impartirán las claves para poder superar con éxito la Campaña de Inspección y garantizar una PRL integrada y efectiva. Yo formaré parte del equipo de expertos que compartirán su conocimiento y experiencia en esta tan interesante como formativa velada.

Este curso te ayudará, de forma clara y directa, a tomar las medidas necesarias para superar sin problemas la campaña de inspección.

Y ahora, como siempre:

Si te ha gustado el post comparte el artículo para que más personas se impliquen en el cambio de la cultura preventiva y consigamos, entre todos, empresas más seguras, más saludables y más competitivas.

Si quieres que en el próximo post escriba sobre algo que te inquiete o te interese especialmente, escríbeme a: info@acciopreventiva.com

¡Hasta pronto!

Subscribe to our newsletter

Don't miss new updates on your email