[TEST] La importancia de conocer el estado preventivo de tu empresa

Empecemos con una pregunta: ¿Podrías determinar, de manera clara, si la prevención está correctamente integrada en el sistema de gestión de tu empresa?

Apuesto que la mayoría no tiene muy clara la respuesta a esta pregunta. No te preocupes. Por desgracia, no conocer si la prevención de la que dispones encaja dentro de tu sistema de gestión, es un fenómeno generalizado. Por eso, te animo a que continúes leyendo. Al final de este artículo, encontrarás un test que, de manera rápida y sencilla, te permitirá conocer el estado de PRL en tu empresa. Cómo siempre decimos, nuestro objetivo es conseguir que tu entidad sea segura, saludable y competitiva. ¡Vamos a ello!

LA IMPORTANCIA DE LA INTEGRACIÓN DE LA PREVENCIÓN EN EL SISTEMA DE GESTIÓN

Como ya he tratado en diversas ocasiones, la PRL se ha erigido como la enemiga de los empresarios cuando, realmente, es una fuerte aliada. Sólo se la concibe como una obligación impuesta por ley, y no como una inversión que puede ayudar a mejorar la rentabilidad y productividad en nuestra empresa, bajo los pilares de la seguridad y la competitividad.

Superado este tabú, y consiguiendo implementar una buena PRL, puede surgir otro problema: la integración de la misma en el sistema de gestión. Cuando hablamos de “integración” estamos haciendo referencia a la presencia de dicha prevención en todas las actividades que se desarrollen, y a todos los niveles. Desde esta perspectiva, la PRL actúa como un ser omnipresente: debe estar en todo lugar y en todo momento. Debe actuar, por tanto, como un parámetro a seguir, tanto a la hora de ejercitar la actividad empresarial, como a la hora de adoptar decisiones. Cuando tales criterios se cumplen, estaremos ante una buena integración de la prevención.

Para conseguir que el sistema de gestión empresarial se articule bajo el paraguas de la prevención, será necesaria la adopción de dos medidas, principalmente:

  1. La elaboración de un buen plan en Prevención de Riesgos Laborales, para su posterior implementación y aplicación. Este plan se constituye como la herramienta necesaria para integrar la actividad preventiva en tu empresa y en el sistema de gestión.
  2. Invertir en material humano y maquinaria. Para poder conseguir la finalidad que se busca con la PRL, es fundamental contar con un equipo de trabajo que la entienda y que permita desarrollarla. Por eso, resulta imprescindible, que todos nuestros trabajadores dispongan de una buena formación en PRL y conozcan de los riesgos implícitos y explícitos de la actividad que desarrollan. Así mismo, debemos contar con aquella maquinaria que se ajuste a los parámetros normativos exigidos.

¿Cómo podemos saber si tenemos una buena integración de la PRL en nuestro sistema de gestión?

Es importante determinar si la prevención se articula correctamente en nuestro sistema de gestión ya que, en caso contrario, estamos desviándonos del objetivo. La PRL debe ser ejecutada para constituir unos parámetros de seguridad necesarios para poder desarrollar la actividad empresarial. Si no integramos bien nuestro plan en PRL es como si, directamente, no existiese. Y, ya que realizamos una inversión y apostamos por la competitividad y la seguridad en nuestra empresa, ¿qué menos que dicha inversión se rentabilice?

Pues bien, para determinar si existe una buena integración de la prevención, debemos atender, principalmente, a 3 cuestiones:

  1. Si se encuentra presente en todos los niveles jerárquicos. Se entenderá que estaremos ante una prevención integrada cuando, con independencia del trabajador frente al cual nos encontremos, sus funciones hayan sido fijadas y desempeñadas teniendo encuentra, además de las consideraciones productivas y objetivos, los principios preventivos.
  2. Si todas las actividades que se implementan se ajustan a los parámetros preventivos. Esto conlleva que, tanto la ejecución de la actividad como quién desempeña dicha actividad, respeta los requisitos preventivos exigibles y disponen de la formación e información suficiente para el desarrollo de la tarea de forma segura y saludable.
  3. Determinar la autonomía de la que disponen las diferentes secciones/departamentos de la empresa para desarrollar su actividad sin requerir del Servicio de Prevención. Si para ejecutar una determinada actividad, con independencia del departamento frente al cual nos encontremos, se otorga un gran margen de discrecionalidad, alejándose del modelo preventivo instaurado en la empresa, hay que revisar la forma de gestionar ese ámbito, para que se ajuste a los parámetros de seguridad y salud instaurados.

HAZ NUESTRO TEST Y DESCUBRE EL GRADO DE INTEGRACIÓN DE LA PRL EN TU SISTEMA DE GESTIÓN

Tras una exposición rápida de los ítems necesarios para detectar si la PRL está correctamente integrada en tu sistema de gestión, te propongo que respondas, con total sinceridad, las preguntas planteadas en el test que viene a continuación. Es muy sencillo y te permitirá indagar en el estado de la prevención en tu entidad.

Este test te servirá de pauta para conocer el estado actual de situación de tu empresa en materia de prevención.

¿EN QUÉ NIVEL DE INTEGRACIÓN DE LA PRL TE ENCUENTRAS? 

Una vez contestadas las preguntas del test, determina en qué nivel te encuentras.

NIVEL BÁSICO (menos de 15 “síes”):

Si te encuentras en este nivel, permíteme aconsejarte que cambies la política de prevención establecida hasta ahora. Ya bien sea porque no has estado bien asesorado, o porque la inversión empleada ha sido mínima, debes plantearte el enfoque y la importancia que le estas dando a la seguridad, salud y competitividad en tu empresa. Para crecer y posicionarte como una empresa productiva y fuerte, necesitas que los pilares básicos sobre los que se estructura tu entidad, no tengan fisuras.

Para ello, aquí tienes algunos consejos:

  • – Es imprescindible integrar la PRL en toda actividad, función o sección y por supuesto en la Dirección de la empresa, en la consulta a los trabajadores, en las actividades potencialmente peligrosas, en el mantenimiento de instalaciones o equipos peligrosos y, en general, en la actuación frente a los cambios (como, por ejemplo, en la compra de equipos o productos).
  • – Es preciso determinar los equipos, instalaciones y lugares de trabajo que, por razones preventivas requieren mantenimiento o revisiones / inspecciones periódicas u ocasionales, y establecer en qué consisten dichas operaciones, cómo realizarlas de forma segura, quién debe efectuarlas, con qué periodicidad se deben efectuar, qué comprobaciones se requieren, quién es el responsable de que se efectúen, etc.
  • – Y SOBRE TODO: CONSULTA A UN PROFESIONAL EN PREVENCIÓN DE RIESGOS LABORALES Y CONSIGUE QUE TU EMPRESA SEA SEGURA Y COMPETITIVA. Nosotros estamos a tu disposición para lo que necesites.

NIVEL MEDIO (entre 15 y 25 “síes”):

Te preocupa la PRL y eso se nota. Pero debes mejorar algunos aspectos hasta conseguir una integración total de la prevención en tu sistema de gestión. Sólo hay que trabajar un poquito más en la buena dirección.

Te dejo algunos consejos para que los pongas en práctica:

  • – En un sistema de gestión integrado se debe consultar a los trabajadores cualquier acción que pueda tener efectos sustanciales sobre la seguridad y salud de los mismos. Existen dos tipos de consultas: “generales” -sobre el “Plan”, la planificación anual, etc.- y las “particulares” -como la elección de un EPI-. Para las primeras, conviene disponer de un procedimiento específico que nos deje claro ¿qué, cómo y cuándo debemos consultar? Para las segundas, bastaría incorporar la consulta al procedimiento correspondiente (por ejemplo, al de compra de equipos).
  • – Es necesario que la Dirección General asuma su responsabilidad en materia de prevención y que establezca los canales pertinentes y mecanismos de control para que el equipo directivo y mandos intermedios asuman las suyas, para que se integre la PRL en todos los niveles de la empresa.
  • – Acude a Servicios de PRL que te impulsen a conseguir una buena integración en tu sistema de gestión. En Acció Preventiva estaremos encantados de ayudarte.

 NIVEL ALTO (más de 25 “síes”):

¡Enhorabuena! Has conseguido un muy buen grado de integración en tu sistema de gestión. A raíz de una buena planificación y un correcto asesoramiento en tu Servicio de PRL, has construido una empresa fuerte y competitiva, a la par que segura y saludable.

Sólo me queda desearte que sigas por mucho tiempo en este camino. Juntos debemos potenciar a las empresas del futuro: empresas sanas, seguras y competitivas.

“Invierte en prevención. Invierte en competitividad”

Y RECUERDA: Si estás 100% comprometido con la seguridad y salud de tu organización y quieres un diagnóstico exhaustivo completamente profesional y riguroso, ponte en contacto con nosotros.

¡Hasta la próxima!

Comparte este artículo:

Contenidos más vistos en este momento

Navidades Seguras

18 diciembre, 2018

CUÍDATE ESTAS NAVIDADES

11 diciembre, 2018

Recibe nuestras últimas publicaciones

Regístrate en nuestro boletín y podrás estar al día en actualidad preventiva, eventos y cursos.